¿Y qué pasó?

Durante la inauguración en Nueva York de las escaleras eléctricas, algunas enfermeras tenían que ayudar a personas que quedaban impactadas por la experiencia