Un muerto-vivo

Constantin Reliu regresó a Rumanía después de haber vivido 20 años en el extranjero.

Su esposa lo declaró legalmente muerto hace 20 años.

Hoy Constantin se presentó vivo ante el Congreso y solicitó documentos, pero se los negaron porque está muerto, legalmente.