¡Tienes más materia gris!

Según el estudio, los hijos únicos tuvieron puntajes más altos en cuanto a creatividad, pero tienen “rasgos indeseables”, como egoísmo e ineptitud social