¡Sorprendente!

Científicos detectan ondas gravitacionales que son resultado de una colisión de dos agujeros negros. Que dio resultado a uno solo y tiene un tamaño 80 veces mayor al sol.