¿Realmente es su culpa?

Según el NYT la apertura comercial de fast-food en México, gracias al TLCAN, convirtió a su población en la más obesa del mundo.