¿Qué tan seguido hay que bañarse?

La ciencia nos dice que hay que bañarse dos veces a la semana para un mejor cuidado de la piel y así evitar bacterias y resequedad.