¡Nada que un golpe no solucione!

Para casos en que el Apple III (1981-1984) dejaba de funcionar, la recomendación de Apple era levantar al frente del computador 15 centímetros y dejarlo caer