¡La naturaleza es sabia!

Cada árbol de navidad natural talado, es reforestado con 3 de su especie, mientras que uno artificial, tarda en degradarse más de 25 años