Iban a su luna de miel, pero no hay felices por siempre

Mario y Ana contrajeron matrimonio el pasado sábado en Guaymas, Sonora; un choque en la carretera Internacional acabó con sus sueños y su corta vida de casados.