¿En serio?

Nakatani era un japonés que vivía en México en 1932, con gran talento en dulces, creó un cacahuate enharinado con soya y los producía en la Merced.

Le decían cacahuate del japonés, porque Nakatani los repartía de mano.

Pero en Japón le llaman Cacahuate Mexicano, porque se sabe que su origen es azteca.