El más caro

El portero Alisson Becker se convirtió en nuevo fichaje del Liverpool, pero también en el más caro de la historia al valer 72.2 millones de euros.