Confirmado

La ciencia confirma que decirnos a nosotros mismos frases motivadoras no ayuda a cumplir nuestros objetivos.