¡Y le pusieron el plantón!

Alma Santiago estuvo a nada de llegar tarde a su boda, gracias al bloqueo en Oaxaca, pero un heroico motociclista accedió a llevarla a la iglesia