Un Lamborghini muy santo

El modelo Huracan, con motivos en blanco y oro, el Papa lo subastará para ayudar a regresar a Irak a las comunidades cristianas desplazadas.