¡Nadie arriba del Presidente!

La Cámara de Diputados aprobó la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos que establece que ningún servidor público podrá recibir una remuneración o retribución mayor a la del presidente de la República ni superiores jerárquicos, a menos que se justifique.