¿La prueba de vida en el universo?

Se detectan señales de radio desconocidas procedentes de una galaxia a 3.000 millones de años luz.