No se iba a llamar Coco sino…

“Día de Muertos”, pero Disney Pixar recibió críticas en las que acusaban de querer formar una marca con la tradición mexicana.